Inicio / Uncategorized / 5 Plantas Comestibles Que Puedes Cultivar En Tu Cocina Parte – 1

5 Plantas Comestibles Que Puedes Cultivar En Tu Cocina Parte – 1

Cultivar en casa es posible. Ya sea en muros verdes o en macetas, en el jardín o en interiores, todo lugar de tu casa puede funcionar como un pequeño huerto.

En un balcón, una terraza o en una habitación bien ventilada e iluminada puedes cultivar estas plantas y obtener sus frutos, raíces y hojas para utilizarlas en tu cocina.

Esto tiene múltiples ventajas, pues enverdecerás tu hogar, lo harás más sustentable y tendrás a la mano los ingredientes más frescos para tu cocina, evitando comprarlos en el supermercado.

Sólo no olvides que siempre funcionan mejor las regaderas para darles agua a las plantas en lugar de los chorros directos, y que hay muchas opciones para nutrir la tierra, como los abonos orgánicos, que te ayudarán a darle vida a tus plantas.

En breve te mostramos cómo cultivar tus semillas y germinados de una forma sencilla que te hará obtener los mejores resultados.

5 Plantas Comestibles Que Puedes Cultivar En Tu Cocina Parte – 1

1 – Aguacate

Riego: Constante, tierra húmeda.

Luz: Semi-sombra.

Al hueso del aguacate debes ayudarlo a germinar. Sólo déjalo unas horas en agua para que ablande y clávale cuatro palillos en forma de cruz para que, en un recipiente, pueda mantenerse a flote y sólo la base del hueso esté en contacto con el agua. En un mes o menos verás cómo empieza a germinar, rompiendo la corteza. Así ya puedes plantarlo en una maceta y esperar el resultado.

Se trata de un árbol, así que debes ser paciente y trasplantarlo cuando sea muy grande para la maceta.

2 – Cebolla

Riego: Abundante. Disminuir una vez formados los bulbos.

Luz: Directa o semi-sombra.

Para tener abundante cebolla en tu cocina sólo tendrás que comprar una y cortar la tapa. Déjala unos días al aire hasta que se seque un poco. Luego coloca la en la maceta, apenas con un poco de tierra y sustrato alrededor. En pocos días brotaran tallos y en unas semanas se enraizará con fuerza. También puedes esperar a que germine por si sola como en el caso del jengibre y plantarla dejando un cuarto de la cebolla afuera con el tallo hacia arriba.

3 – Lechuga

Riego: Constante, tierra húmeda.

Luz: Sombra, en lo que brota, y luego semi-sombra.

Sin semillas es posible conseguir abundantes matas de lechuga. Sólo consigue los corazones de ésta, corta sus bases y colocas en cualquier recipiente con poca agua. En dos semanas habrá rebrotado. Después sólo siémbrala en una maceta, cubriendo la cabeza y dejando el brote en la superficie.

Lo bueno es que casi no le afectan plagas, y estará dando abundantes hojas hasta que llegue el momento de plantar otro turno de lechugas.

4 – Zanahoria

Riego: Constante, tierra húmeda.

Luz: Directa o semi-sombra.

Los pasos son sencillos: debemos poner la parte de arriba de la zanahoria en un recipiente con poca agua durante unos días para ver cómo evoluciona, teniendo cuidado de que no se pudra. Esto porque debemos conseguir que brote una raíz del tallo, lo que puede tardar entre una semana y dos. Una vez que crezca se cubre la base con tierra dejando la raíz por fuera.

Te recomendamos poner varios de estos brotes en una serie de macetas rectangulares. Su crecimiento es lento así que no desesperes.

5 – Albahaca

Riego: Moderado.

Luz: Directa o semi-sombra.

La albahaca se siembra preferiblemente en semilleros, aunque también se puede hacer  directamente en la maceta. La mejor época para que salga bien el cultivo de la albahaca es la primavera, y debes mantenerla alejada del frío y el viento. Sólo tienes que conseguir una planta con buenas y fuertes raíces y sembrarla.

Lo bueno de esta planta es que ahuyenta plagas, ayudando a tus otros cultivos a estar sanos.

 

Este articulo serán de mucha ayuda, Por favor  comparte con amigos y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *