Inicio / SALUD / Atención depilar la zona intima aumenta las posibilidades de contraer ETS pon mucho cuidado

Atención depilar la zona intima aumenta las posibilidades de contraer ETS pon mucho cuidado

Para muchas mujeres y hombres, la depilación en la zona púbica, ya sea a través de recortar, depilar o afeitar, es una parte regular de la vida.  Y ya algo muy normal de la actualidad.

¡Pero espera! Un estudio de 7,580 adultos estadounidenses publicado en la revista Sexually Transmitted Infections (Infecciones de transmisión sexual) sugiere que existe un lado oscuro de remover el vello púbico. Algo que millones de personas en el mundo desconoce y que es realmente peligroso.

Cuando investigadores de la Universidad de California en San Francisco se propusieron  hacer  y realizar una investigación de las posibles conexiones entre las prácticas de aseo, la actividad sexual y la historia de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), encontraron que tanto las mujeres como los hombres que eliminaban el vello púbico corrían un mayor riesgo de contraer ETS que los que no.

Las personas que eliminaron todo el vello púbico más de 11 veces al año, tenían más probabilidades de reportar haber tenido una ETS que los que no eran extremos (18 por ciento versus 14 por ciento).  Algo que inquieto a los estudiantes que estaban realizando la investigación.

Cuidado en la zona intima

Los investigadores tienen la hipótesis que esto se debe a pequeños rasguños en la piel al momento de afeitar o recortar que podría conducir a una infección.  Y ya que los poros de la piel de esa zona son más delicados entonces quedan más fácil expuestos a estas enfermedades de trasmisión sexual.

¿La solución? Asegurarse de que cualquier corte o rasguño que puedas tener en la zona genital, estén bien protegidos durante el sexo.   Para que puedas reducir el riesgo de ella, otra solución posible a ella es no cortar todo el vello púbico de esta zona.

Comparte esta información…

Check Also

La Salud De Un Hombre Podría Depender De La Salud De Su Matrimonio

Los factores de riesgo cardíaco mejoran cuando la vida matrimonial es buena, y declinan cuando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *