Inicio / SALUD / El verdadero secreto de la eterna juventud, está en lo que comemos! Lo sabias?

El verdadero secreto de la eterna juventud, está en lo que comemos! Lo sabias?

Tener una piel tersa y un aspecto joven por más tiempo depende no sólo de tratamientos de belleza o extenuantes sesiones de ejercicio físico para que nuestra juventud perdure.

El secreto está en nuestra dieta: (Tranquilos, no deben dejar de comer o de beber licor) lo que comemos, las cantidades que ingerimos y cómo lo comemos. Es necesario llevar una dieta que nos cuide por dentro y cuyos efectos puedan verse posteriormente en el exterior.

Las dietas conocidas como de “antienvejecimiento” son regímenes que cuentan con pocas grasas y un alto nivel de carbohidratos complejos, especialmente, verduras y frutas. Una opción muy saludable, fácil de seguir y que mejorará notablemente tus niveles de energía y tu aspecto.

Cinco comidas diarias para mantener nuestra  juventud

Lo ideal es realizar tres comidas principales y tomar a media mañana y a media tarde pequeños tentempiés. A la hora del desayuno, de manera diaria, ha de tomarse una cantidad de energía suficiente combinando carbohidratos con proteínas y algo de grasa. Dos ejemplos: un pequeño bocadillo con jamón o queso o un plato de cereal alto en fibra acompañado de una fruta o zumo natural, sin azúcar.

En la hora de la cena los alimentos que deben tomarse han de ser ligeros y realizar esta comida a una hora temprana, ya que según avanza el día, el proceso de digestión se ralentiza, más aún si nos encontramos tumbados.

Las grasas que se ingieran han de ser preferiblemente monoinsaturadas, como el aceite de oliva virgen, los frutos secos y el pescado azul. Todos estos alimentos son ricos en ácidos grasos Omega 3.

Dos copas de vino al día

Masticar lentamente los alimentos favorece también una mejor digestión.

Otra cosa a tener en cuenta es la necesidad de incrementar la cantidad de fibra en la dieta. Este elemento podemos encontrarlo en frutas y verduras, más aún en su piel, pero además en los cereales integrales. También existen suplementos de fibra en cápsulas o sobres.

El consumo de alcohol debe ser moderado o nulo. Lo ideal es tomar como máximo dos copas de vino al día, ya que esta bebida es rica en polifenoles, un gran antioxidante que protege al corazón.

En definitiva, se trata de llenar nuestra dieta de vitaminas, antioxidantes, minerales, oligoelementos, extractos vegetales, ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Lo que siempre se ha conocido como una dieta mediterránea equilibrada, fomentando, eso sí, el consumo de frutas y verduras.

Comparte esta información…

Check Also

La Salud De Un Hombre Podría Depender De La Salud De Su Matrimonio

Los factores de riesgo cardíaco mejoran cuando la vida matrimonial es buena, y declinan cuando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *